5 COSAS A CONSIDERAR AL COMBINAR NEGOCIOS CON AMIGOS

¿Existe un mejor escenario que trabajar todos los días con un amig@ en un proyecto?  Imagínate a los 2 iniciando y creciendo una startup: ya se conocen, hay confianza y lo mejor de todo es que son compatibles. Pero ¿tienen la misma visión? Es bueno preguntarse esto porque, en un principio, la mayoría de los emprendedores se plantean la posibilidad de invitar a sus amigos como socios a proyectos.

La combinación de amistad y negocios podría no ser favorable para la relación personal ni para tu proyecto si no se tienen en cuenta, por lo menos, los siguientes factores:

1. Miedo a herir los sentimientos

En el progreso y evolución de una empresa o startup, la capacidad para dar y recibir retroalimentación directa es fundamental. Sobre todo en el arranque, cuando el tiempo es un factor clave por la celeridad que implican las relaciones comerciales en estos tiempos. El que tu socio también sea tu amigo podría obstaculizar poner las cartas sobre la mesa de una manera fría y objetiva.

2. La similitud que los une

En muchas ocasiones, el éxito de una startup viene de la creatividad de un pensamiento poco convencional. El hecho de que tu amigo y tú vean el mundo de manera similar tiene muchos beneficios, pero cuando de negocios se trata, las estructuras de pensamiento podrían resultar diferentes.

3. Jerarquía

¿Quién es el jefe? Durante la vida de una empresa hay muchas decisiones que se deben tomar. Esperar un consenso en todas y cada una de ellas no es una opción viable para un proyecto por lo que en algunos casos, uno de ustedes deberá tener la última palabra. Es muy importante definir desde un principio áreas de decisiones individuales y/o conjuntas.

4. Dinero

El dinero es un factor peligroso al combinarlo con la amistad. Seguramente en los proyectos que tengas muchos asuntos y problemas estarán relacionados con dinero, nada que un convenio entre accionistas no pueda prever desde un inicio como expectativas financieras, funciones, responsabilidades y otros. Lo que no se puede incluir en estos convenios no podrán especificar qué hacer si tú o tu amigo se sienten defraudados, por ello, mejor no te lo tomes personal y recuerda que al final del día, es tu amigo.

5. Puedes no tener éxito

Según el Instituto del Fracaso, el 75% de emprendimientos en México no pasan del segundo año. Este tipo de fracaso podría desgastar tu relación de amistad si la situación no se maneja de una forma profesional y adecuada ya que puede resultar muy fácil culpar a otros de los riesgos asumidos cuando las cosas no salen como habían sido planeadas.

No todos tienen la dicha de trabajar con amigos, si lo haces, es importante que seas consciente de los riesgos que ello implica, tomes en consideración los 5 puntos anteriores y documentes los acuerdos a los que llegues con ellos: términos claros = amistades largas.

En Licity te ayudamos para que dejes las cosas claras desde un inicio y tus relaciones de amistad y negocios no se vean afectadas. ¡Evita futuros malos entendidos! Protege tus proyectos y relaciones con una simple descarga y uso gratuito de nuestra aplicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s